Llega el momento del descube en bodega ¡te lo mostramos!

Llega el momento del descube en bodega

Finalizada la fermentación alcohólica del vino y la extracción… ¡es la hora del descube!

Si la semana pasada os hablamos del encubado, del proceso de fermentación alcohólica y de los distintos tipos de remontados para romper “el sombrero” del vino, hoy queremos compartir con vosotros el momento del descube.

Con este nombre se conoce a la acción de separar el líquido de la “pasta” resultante una vez transformado el azúcar en alcohol y extraídos los compuestos que nos interesan de los hollejos.

Un trabajo para “valientes”

En esta operación vaciamos el depósito: primero el vino, que se lleva a otro depósito, y después sacamos la parte sólida, que para entendernos de forma gráfica y sensorial… sería lo más parecido a adentrarse en las profundidades del averno, puesto precisa meterse por completo en el interior del depósito.

Llega el momento del descube en bodega
Interior del depósito ¿te meterías para hacer el descube?

Las pastas extraídas se prensan para rescatar el vino que las empapa y los orujos se derivan ya a su uso por parte de alcoholeras.

Prensado de pastas tras el descube
Prensado de pastas tras el descube.

La seguridad es lo primero

Un aspecto esencial a tener en cuenta es que durante todo el proceso de fermentación y en el descube se libera dióxido de carbono, por lo que es de suma importancia seguir las normas de seguridad laboral, utilizar extractores y airear la bodega para evitar intoxicaciones.

¡Muchas gracias a los amigos de Martín Berdugo por dejarnos enseñar este proceso en el interior de su bodega!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 3 =